Angustiosa búsqueda de agricultor, desapareció hace ocho días en zona rural del municipio de Córdoba -Nariño

Hasta el momento la familia de Segundo Cuarán Moran, de 37 años de edad, no ha recibido una sola llamada que les indique su posible paradero, desde hace ocho días la incertidumbre es total debido al misterio que rodea su desaparición.

La historia

El caso se presentó el sábado 16 de julio cuando Cuarán Rosero se encontraba en su vivienda en la vereda El Salado, a 15 minutos del casco urbano del municipio de Córdoba, en la vía que comunica con municipio de Puerres, al sur de Nariño.

Llamada misteriosa

Según se pudo establecer, antes de las 7:00 de la mañana recibió una llamada a su celular, después de escuchar a su interlocutor, Segundo le habría dicho que ya llegaba al lugar señalado en algunos minutos.

Salió en la moto

Según el relato, después de un momento, el trabajador alistó una máquina hoyadora, subió a su moto y se desplazó con dirección al casco urbano de Córdoba, “revisamos una cámara de seguridad con la Policía, allí se observa que él pasa en la motocicleta con dirección a otro barrio del pueblo, esa es la última vez que se lo observó”, dijo angustiado uno de los familiares.

Luego de esta grabación, amigos, allegados y agentes de la Policía, se dirigieron a la posible ruta donde se habría desplazado Cuarán Rosero, pero, en la zona nadie lo observó. “No entendemos lo que ocurrió, mucha gente conocía a Segundo por su trabajo, es extraña esta situación, y que nadie da razón”, comentaron.

Muy conocido

Segundo Cuarán Moran, era muy reconocido en la zona, puesto que laboraba colaborando a los agricultores abriendo huecos con una máquina conocida hoyadora, usada para excavar huecos profundos, lo que facilita instalar postes para el enmallado en los cultivos de alverja, “lo solicitaban de varios lugares para esta labor, por eso era muy conocido”, agregaron sus allegados.

Sus amigos comentaron que Segundo Cuarán Moran era muy responsable, que nunca salía del municipio, tampoco acostumbraba a ingerir licor, y que no tenía problemas con nadie, “era una persona muy tranquila, jamás comentó tener dificultades de dinero o enemigos, esperamos que las personas no ayuden a ubicarlo y que esté bien”, finalizaron los allegados.

Es de señalar que la motocicleta en la cual se desplazaba el agricultor y la máquina hoyadora tampoco ha sido encontrada. Entre tanto, la búsqueda por parte de amigos y familiares continua por toda la región.

Los teléfonos habilitados para alguna información son, 315 592 2189- 315 668 5819

Deja una respuesta