ASESINAN A JOVEN EN EL TERMINAL

Según las autoridades, el crimen ocurrió por un ajuste de cuentas por el control del tráfico de migrantes a través del terminal de transporte y los pasos irregulares fronterizos.
 

En Ipiales la inseguridad se desborda debido a la presencia de gran cantidad de migrantes de nacionalidad venezolana que, según las denuncias de la comunidad, han hecho propio el paso fronterizo hacia el país vecino de Ecuador. En este sentido, aseguraron que los extranjeros se adueñaron de los caminos irregulares y están dispuestos a asesinar a todo aquel que no cumpla con lo que ellos exijan.
 
Crimen
Así ocurrió con Alex Álvarez de 29 años y de origen ipialeño, quien fue asesinado la madrugada del lunes por un venezolano que le disparó en varias ocasiones. Al parecer, estos hechos se produjeron a causa de un ajuste de cuentas por el control del tráfico de migrantes a través del terminal de transporte y los pasos irregulares fronterizos.
 
La investigación de este homicidio es adelantada por el Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía General de la Nación. Por su parte, el gerente de la Terminal, Jhon Rosero, en varias ocasiones ha venido insistiendo en el refuerzo de la seguridad por parte de las autoridades competentes para evitar este tipo de hechos lamentables.
 
Cabe mencionar que, en noviembre del año pasado, un migrante asesinó a sangre fría y delante de su familia a Juan Ascuntar de 34 años, quien se negó a pagar dos mil pesos para pasar por un puente improvisado instalado en el río Carchi, hacia territorio ecuatoriano. El crimen ocurrió en el sector conocido como La Ladrillera a 200 metros del puente Internacional de Rumichaca.
 
Solicitud
A raíz de estas situaciones, la comunidad les solicitó a las autoridades redoblar los controles sobre todo en el terminal donde, según lo indicaron, se agolpa gran cantidad de venezolanos denominados coyoteros, quienes cobran por pasar ilegalmente a otros migrantes hacia el país vecino de Ecuador.
 
“Apenas uno se baja del bus y todos lo rodean para por poco llevárselo a Ecuador. Uno les dice que no, pero insisten tanto que le piden hasta nombre, dirección y número de contacto para pasarlo a la frontera, ante la mirada silenciosa de las autoridades”, indicó Jaime Yépez, usuario de la terminal.

Total Page Visits: 1201 - Today Page Visits: 1

Deja una respuesta