CANCILLERÍA COLOMBIANA NIEGA RENOVACIÓN DE VISA VOLUNTARIA A HOLANDESA QUE DA CLASES A NIÑOS VULNERABLES EN MEDELLÍN

Sabines Bouwmeeser debió regresar a su país después de que le fuera negada su renovación de visa de voluntaria/ cooperante sin explicarle el motivo. Después de 2 años de labor en Bello Oriente, uno de los barrios más vulnerables de Medellín.

Esta notificación fue recibida en su correo el pasado 19 de enero y a los dos días debió regresar a Holanda con la esperanza de lograr alguna solución.

Para Yamid López sepúlveda, comunicador de la Fundación Caminos y coordinador del proyecto Entendámonos, le arrebatan una persona fundamental a la organización, que ayuda a 450 beneficiarios con proyectos como fútbol, inglés, periodismo, entre otras actividades en barrios vulnerables.

Sabina es quien daba clases de Inglés a más 50 jóvenes en los barrios bello Oriente, carpinelo de la comuna 3 y Carambola. Por otra parte es la encargada de conseguir recuerdos internacionales para la fundación.

“El trabajo de la fundación es muy importante para la comunidad, porque allá hay muy pocas opciones, muy poco que los niños y jóvenes puedan hacer. Allá hay solo trabajo informal y la mayoría vive en casas con malas condiciones. Lo que queremos es ampliar la visión de estos chicos, para motivarlos a estudiar y salir adelante”, explicó Sabina.

El coordinador de la fundación Yamid López resaltó que el 95 por ciento de los recursos son obtenidos de Holanda. Recursos que fueron congelados por la situación que está atravesando Sabina con respecto a su renovación de visa.

“Nos quitan un pie con Sabine en el extranjero. Ella tenía como una red de enlaces en la ciudad sobre todo de extranjeros voluntarios que venían a trabajar con nosotros. Aquí dos personas hablamos inglés, pero no tenemos ni la capacidad que tenía Sabine, ni los contactos. Además, ella podía mostrar en tiempo real el trabajo que hacía la fundación con las empresas y las personas extranjeras, ahora no lo puede hacer”, agregó López.

Ahora desde su país natal, la mujer le pidió ayuda a la Embajada de Holanda, aunque reconoce que solo la Cancillería podría llegar a reconsiderar la decisión; también
envió una solicitud a la Cancillería colombiana para que le responda por escrito la razón de la negativa, pues considera que aunque pueda volver al país como turista, no sería una opción.

Deja una respuesta