Capturan a presunto homicida de Ana Lucía Martínez, asesinada en Buesaco, Nariño

El día de hoy, la familia de Ana Lucia Martínez Diaz, de 37 años de edad, tenía planeado ir en busca de ella hasta la localidad de Meneses, en el corregimiento de Villamoreno, en el municipio de Buesaco, al nororiente de Nariño, donde ella viajó el pasado vienes 19 de noviembre en horas de la tarde.
Sin embargo, se encontraron con la triste noticia del hallazgo de una persona de sexo femenino en horas de la mañana, en una zona boscosa, lamentablemente se trataba de Ana Lucia. De inmediato las autoridades iniciaron la búsqueda del homicida.

Capturan a presunto criminal

En este sentido, y luego de la rápida reacción de la Policía, fue detenido en un sector de Villamoreno, el exnovio, quien es el principal sospechoso de la muerte de Ana Lucia Martínez Diaz, el cual, según sus allegados, hace un mes había agredido físicamente a Martínez Díaz.

Es de señalar que, la mujer tenía signos de asfixia. Fuentes extraoficiales señalan que sería este hombre quien enviaba los extraños mensajes a través del teléfono celular de Ana Lucia. Al parecer, entre los elementos encontrados en el momento de la captura estaría el móvil de la mujer.

Mensajes sospechosos

Las autoridades desde el momento de la denuncia, iniciaron el seguimiento, debido a los extraños mensajes enviados vía WhatsApp de manera esporádica supuestamente por Ana Lucia.

Es de señalar que, en horas de la noche del viernes, la familia de Martínez Diaz esperaba que ella se comunicara, situación que nunca ocurrió, pero si se comunicaron con su expareja en una sola ocasión, sin embargo, a pesar que contestó, nunca habló. “Me pareció extraño, este señor sí accionó el celular, pero no pronunció una sola palabra, fue así durante unos 20 minutos, luego colgó, lo volvimos a llamar, pero ya había apagado el celular”, dijo Erika Liseth Pérez Martínez, hija de Ana Lucia.

Textos enviados a WhatsApp son la clave

Los mensajeas enviados por WhatsApp de manera extraña, serán la clave para establecer lo que ocurrió, “no entendíamos que pasaba, solo llegaban unos mensajes cortos diciendo que estaba bien, nada más, prendían el celular solo para eso, luego lo apagaban; ella siempre enviaba mensajes grabados por eso todo era muy extraño”, dijo Erika.

Es de recordar que, Ana Lucia Martínez, quien vivía en el barrio Nueva Aranda, al oriente de Pasto, era madre de tres hijos, uno de ellos menor de edad.

Total Page Visits: 7184 - Today Page Visits: 4

Deja una respuesta