DECLARADOS COMO ZONA DE RIESGO

El vicepresidente de la Junta de Acción Comunal del barrio El Polvorín, Parménides Meneses, sostuvo que al igual que las lluvias que han padecido estos días, la noticia sobre la declaratorio del sector como zona de riesgo alta les cayó como un baldado de agua fría, puesto que eso imposibilita gestionar cualquier proyecto de inversión con recursos públicos.
 
A la deriva
“Se dictó esta determinación, pero las administraciones no han hecho nada para solucionar el tema. Cuando parecía que iban a ponerle atención a nuestra situación, llegó la pandemia y ya no se pudo realizar ninguna reunión, así que quedamos en el aire sin saber cuándo vamos a poder legalizar nuestro barrio”, manifestó.
 
De igual forma, Meneses sostuvo que, por el invierno, las gradas que comunican el lugar polvorín con la Avenida Panamericana, están prácticamente a punto de desplomarse y más grave aún, el agua que recorre la Loma Morasurco, se está acumulando provocando un serio riesgo de desplome.
 
“Por el taponamiento en la parte alta de la montaña, está bajando una creciente de lodo, piedras y ramas, que al final termina entrando a las casas provocando estragos. A la misma comunidad, le toca hacer mingas para retirar los escombros porque la administración no ha hecho presencia, ni siquiera en estado de emergencia”, sostuvo.

Total Page Visits: 197 - Today Page Visits: 1

Deja una respuesta