Delicada situación de orden público en Villavicencio obliga a aplazar reunión en Ipiales

Fue aplazada la tan anhelada sesión de la Comisión Segunda de la Cámara de Representantes, planeada desde hace varios meses, para la cual los líderes de la ciudad de Ipiales tenían preparada la lista de peticiones para el jueves.

Una pequeña esperanza guardaban los habitantes de la zona fronteriza, quienes veían en los Representantes a la Cámara que asistirían, y sus ilustres invitados, entre ellos el Ministro de Defensa, Diego Molano; la cúpula militar; la Ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Ximena Lombana; el Ministro del Interior, Daniel Palacios Martínez; el Ministro de Salud, Fernando Ruiz Gómez entre otras personalidades, los interlocutores ante una posible reunión de alto nivel entre los gobiernos de Ecuador y Colombia, para una potencial reapertura del Puente Internacional de Rumichaca antes que termine el año, lo que hasta el momento se ve como un imposible ante la negativa del país vecino.

Se acumularon los males

En una misiva enviada desde el Congreso se leyó, “La Secretaría de la Comisión Segunda Constitucional de la Cámara de Representes, se permite comunicar que la Sesión programada para el día jueves 21 de octubre de 2021 en la ciudad de Ipiales, ha sido aplazada por solicitud del Señor Ministro de Defensa, doctor Diego Andrés Molano Aponte, lo anterior toda vez que el citado ministro fue delegado por el señor Presidente de la República, para desplazarse y atender la delicada situación de orden público acaecida a raíz del asesinato del señor teniente coronel Ricardo José Beltrán en la ciudad de Villavicencio (Meta)”.

En este sentido, la sesión descentralizada será acordada y programada nuevamente con el Ministro para una próxima fecha.

Pero, no solo acá llueve, en Ecuador no para la tempestad, al inicio de semana el Gobierno de Ecuador, agobiado por la inseguridad ciudadana, declaró el ESTADO DE EXCEPCIÓN en todo el territorio, y blindó a la fuerza pública, policías y militares, para que ejerza las acciones contra la delincuencia. El presidente Guillermo Lasso consideró «grave conmoción interna» debido al «aumento de la actividad delictiva», especialmente en provincias donde las estadísticas advierten de un repunte del crimen.

En provincias como El Oro, Guayas, Santa Elena, Manabí, Los Ríos, Esmeraldas, Santo Domingo de los Tsáchilas, Pichincha y Sucumbíos (fronteriza con Colombia) se dispuso la movilización de militares para complementar las acciones policiales.

A pesar que la provincia del Carchi, que limita con municipios como Ipiales, Aldana, Cumbal entre otros, no figura en las estadísticas de las autoridades ecuatorianas, la situación de los pasos ilegales se ha salido de control desde hace varios meses. El flujo de contrabando, migrantes y toda clase de ilícitos es constante por estas trochas disputadas por grupos de personas entre ellas de nacionalidad venezolana.

Por lo pronto, las autoridades tendrán que lidiar con estos problemas, y planeando una reactivación económica para que los moradores y comerciantes de la frontera salgan de la crisis.

Total Page Visits: 207 - Today Page Visits: 2

Deja una respuesta