Denuncian desaparición sistemática de indígenas y campesinos en zona rural de Tumaco

Aumenta la preocupación para los moradores en especial de la región aledaña al corregimiento de Llorente, según líderes, desde hace algunos meses, han desaparecido campesino e indígenas, de igual manera, otras personas tienen que trasladarse de un sitio a otro debido a las amenazas.

Las zonas más complicadas

Una de las líderes de la región que prefirió omitir su nombre debido al riesgo, comentó que en los corregimientos de Llorente y La Guayacana, y las veredas, El Vallenato, Restrepo, La Balsa, Mata de Plátano, La Montañita, Puerto Rico, las personas que salen hacer mercado tanto indígenas como campesinos hacia el corregimiento de Llorente, donde se concentra el comercio, lo realizan con el mayor temor, puesto que hasta el momento son dos las personas desaparecidas, entre ellos una menor de edad; además en julio fueron tres los asesinados, cuyos cuerpo los han rescatado al comunidad.

Es de señalar que muchos no son reportados por el temor, de igual manera existen varias personas asesinadas oriundas de otros departamento e incluso venezolanos.

Los desaparecidos

Entre los casos se encuentra el de Mario José Papamisa, quien desapareció en el sector de Palo Seco en el mes de julio, esta persona se trasladaba en un vehículo que maneja, de placas SMJ-229, en el cual llevaba remesa.

En agosto se perdió el rastro de la joven, Yesika Arizala, en un sector de la carretera que lleva desde Llorente a Imbilí, a unos 40 minutos del casco urbano de Tumaco.

De igual manera, Carlos Santiago Vallejo quien desapreció en el corregimiento de Ospina Pérez, en hechos confusos, luego que fuera requerido en un puesto de control instalado por el Ejército y después llevado a la Estación de Policía de la localidad, se presume que esta persona habría intentado escapar, sin embargo, desde ese momento se perdió todo contacto.

Los encontraron si vida 

Entre tanto, Anderson Ramírez Chilito y Ender López, fueron encontrados sin vida a un costado del río Güisa, es de anotar que no existen denuncias de desaparición de estas dos personas.

“Campesinos e indígenas solicitamos garantías, y más seguridad en la zona, algunos líderes han salido de los lugares donde habitan por el temor, otros se trasladan de una vereda a otra debido a las amenazas” afirmó la líder, quien dijo que entre los objetivos de los violentos son los reincorporados.

Es de anotar que en la región hace presencia hombres de los Grupos Armados Organizado, GAOr, de la Segunda Marquetalia en la zona de Llorente, de igual manera en Alto Mira y Frontera están Los Contadores, entre otras organizaciones armadas.

Deja una respuesta