Empieza nueva campaña presidencial de tres semanas

Tras la realización y difusión de los resultado de la primera vuelta presidencial, los candidatos que disputarán la segunda vuelta presidencial el próximo 19 de junio presentan propuestas tan variadas como diferentes, es por ello que se hace mas que pertinente hacer un breve repaso de como llegaron hasta aquí y cual es el fuerte de sus proyectos

Rodolfo Hernández

En Colombia, de la nada y con una campaña distinta, apoyada en redes sociales e influencers, pero con una bandera gigantesca que ondea por encima de todas, combatir la corrupción, llego Rodolfo Hernández a la continuenda electoral. Y es que en Colombia la corrupción es el principal mal que es rechazado por todos; el cual carcome las arcas del Estado como un ejército de polillas de la madera, hasta debilitar la estructura.

Este domingo se demostró que la mayoría de los colombianos quieren un cambio de dirección política, pero ante todo administrativa, como dice el ingeniero, No Robar; Rodolfo Hernández representan una ruptura con lo que muchos ciudadanos identifican como el establecimiento, los compromisos, la politiqueria.

El exalcalde de Bucaramanga ostenta como un ejecutor, un técnico que tiene resueltos sus problemas económicos en la vida, y que no se amarra con las formas burocráticas para lograr los resultados que se necesitan.

De igual manera, es necesario considerar esa otra Colombia que se abstienen de votar por falta de credibilidad, ahora parece que está saliendo a dar un golpe de opinión, y castigar a los tradicionales, encontraron un Rodolfo Hernández que, de una u otra manera se identifican.

«Hoy sabemos que hay una voluntad ciudadana firme para acabar con la corrupción como sistema de gobierno. Hoy perdió el país de la politiquería y la corrupción. Hoy perdieron las gavillas (grupos) que creían que serían gobierno eternamente», dijo Hernández en un video.

Rodolfo Hernández

Gustavo Petro

En la otra orilla Gustavo Petro, candidato de izquierda que fue alcalde de Bogotá, ahora, por tercera ocasión aspira a la presidencia, para muchos sus alianzas con algunos políticos tradicionales y cuestionados le quitaron credibilidad. De igual manera, ha dicho que no quiere gobernar un país, quiere transformarlo.

Sus proyectos a veces suenan tan ambiciosos que parece difícil que alguien pueda ejecutarlos en cuatro años, lo que dura el mandato de un presidente, sin posibilidad de reelección. Él ya ha dicho que buscará continuidad en el proyecto político.

De igual manera, por el momento no está muy claro de donde saldrán los recursos billonarios para estas mega reformas. 

Una vez en el poder quiere llevar adelante una reforma agraria que aparece en los acuerdos de paz. Desea dejar de explotar petróleo y carbón en un plazo de 8 a 10 años, y sustituirlo por energías limpias, el problema es que suponen la mitad de las exportaciones del país, y no es que al Estado le sobre el dinero en este momento.

Es de anotar que, Colombia arrastra un déficit fiscal de 80 billones de pesos, casi un 8% del presupuesto, para esto ha propuesto una Reforma Tributaria para conseguir más de 50 billones que en su mayor parte son para programas sociales, una gruesa suma a subsidios de 500 mil pesos mensuales  para más de 15 millones de personas, entre ellos adultos en estado de vulnerabilidad que superen los 65 años de edad, subsidio para madres que tengan niños de primera infancia, entre otros grupo de personas.

Petro ha sabido aglutinar con su alianza del Pacto Histórico a muchos seguidores con políticas esenciales que, para los jóvenes urbanos, parte de su base, resultan atractivas en 2022. Se ha acercado a la comunidad LGBT; la agenda verde es una de las estrellas de su programa.

Aunque ha reunido a las fuerzas de izquierda, ahora en segunda vuelta se enfrentará al voto «anti-Petro» de aquellos sectores del centro y la derecha que le temen. Hay inversores en el sector inmobiliario y de los hidrocarburos que están incluso aplicando una «cláusula Petro» que supedita el cumplimiento a que el exalcalde de Bogotá no llegue a la Casa de Nariño.

De igual manera, no hay que olvidar que no está dicho todo en cuanto a los recursos de las presiones, diálogos con el ELN, manejo de cultivos ilícitos y diálogo con disidencias

Serán tres semanas donde los candidatos tendrán que definir de una vez por todas con claridad sus propuestas, y ganar la voluntad del voto de los colombianos.

Gustavo Petro

Deja una respuesta