EN EL BARRIO JUAN 23, UN ‘AGUACERO DE OLVIDOS’

Para el presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Juan 23, Leonardo Villota, la principal problemática de este sector es el abandono al que han estado sometidos por las distintas administraciones municipales. Según él, este flagelo se ve reflejado cuando el invierno arrecia contra viviendas y vías, quedando en estados deplorables.
 


Sin atención
“Aquí en este sector es raro que se haga una limpieza de sumideros o de las redes de alcantarillado, por esta razón siempre se desborda el agua y afecta a las viviendas de la parte baja. Las casas y las vías, este fin de semana, estuvieron llenas de lodo y ni así hizo presencia Empopasto. Estamos viviendo en un completo olvido”, dijo.
 
Agregado a este problema, el sector debe padecer los malos olores producto de las aguas negras que llegan de la ciudad al río Pasto, cuyo desagüe está ubicado frente a ese sector del norte de la capital nariñense. Por si esto no fuera poco, la presencia de pandillas también ha afectado la convivencia en la zona.
 
Debido a la situación en la que permanecen los habitantes del lugar, Villota pidió a las autoridades competentes adelantar las respectivas gestiones para que la legalización del barrio, por la cual han luchado varios años, se haga realidad prontamente y de esta manera se puedan adelantar proyectos de impacto y cambio social.

Total Page Visits: 302 - Today Page Visits: 1

Deja una respuesta