En el barrio San Martín en Pasto, en ‘fabrica’ clandestina en 5 días adulteraban 370 botellas de aguardiente con alcohol puro, luego lo vendían en tiendas de la ciudad

Como un verdadero atentado a la salud fue calificada la práctica que realizaba un grupo de personas en un inquilinato situado en el barrio San Martín, donde habían instalado una ‘fábrica’ donde adulteraban aguardiente usando alcohol al 95 %.

La denuncia

Varias personas denunciaron el hecho luego que familiares enfermaron y literalmente ‘enloquecieron’, después de ingerir el licor, el cual era distribuido en tiendas del sector suroriental de la capital de Nariño. De igual manera, en sitios de venta en algunas veredas fue detectado el licor adulterado.

De igual manera, las autoridades detectaron que varias marcas fueron falseadas. “En menos de un mes nuestras unidades lograron ubicar un inquilinato en el barrio San Martín, donde al parecer, delincuentes fabricaban bebidas embriagantes de todo tipo. La Seccional de Investigación Criminal de la Policía Metropolitana de Pasto, y luego de la denuncia puso en evidencia la fábrica clandestina de licor adulterado en el populoso sector al oriente de la capital”, dijeron las autoridades.

Decomisos

Es de señalar que en una habitación los policías encontraron 360 botellas de licor, 16 bolsas de aguardiente, más de 2 mil tapas y dispensadores y 3 canecas con capacidad para 70 litros de alcohol al 95 %. 

“Estas personas elaboraban 30 cajas que contenía 12 botellas cada una de licor adulterado en menos de cinco días, estas eran distribuidas en corregimientos, veredas y algunas tiendas de la ciudad de Pasto; generaban ganancias aproximadas a 25 millones de pesos mensuales”, agregaron las autoridades.

Deja una respuesta