En Ipiales, detuvieron a la ‘Caravana de los Arroceros’ y decomisaron 10 toneladas en contrabando, que suman $75 millones

En horas de la noche del domingo, en el Puente Internacional Rumichaca frontera con Ecuador, se llevó a cabo una de las operaciones más grandes para combatir el contrabando, el operativo fue realizado por parte de agentes de la Policía Fiscal y Aduanera, y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD) en la ciudad de Ipiales

‘Caravana de los Arroceros’

Es de señalar que, según las autoridades, el modo de operar de un grupo de al menos 15 dueños de carros, en ocasiones camionetas de gran capacidad, es coordinado y similar durante algunas noches específicas.

“Acostumbran a unirse con muchos vehículos en el puente internacional Rumichaca al lado del vecino país del Ecuador; cuando existe un número significativo de carros, emprenden la marcha a gran velocidad cruzando la frontera por el puente sin respeto alguno por las autoridades de tránsito y aduaneras”, dijeron los uniformados.

Cargan contrabando

Es de anotar que, estos carros son cargados de alimentos perecederos de contrabando como huevos, arroz, azúcar, atún, aceite entre otros, “los conductores o propietarios de la mercancía adecuan los carros modificándolos, de tal modo que tengan mucha más capacidad de carga, retiran las sillas traseras y la del copiloto para obtener más espacio, sumado a ello, polarizan los vidrios de modo tal que no es posible observar lo que lleva en su interior”, anotaron las autoridades.

La detención

Según se pudo conocer, de manera coordinada los uniformados realizaron un plan candado al paso de estas caravanas, donde lograron interceptar 8 automotores con mercancía de contrabando. Los uniformados realizaron la medida cautelar de aprehensión haciendo esta extensiva a algunos de los vehículos.

Como resultado de este operativo se obtuvo la inmovilización de 5 vehículos, que llevaban contrabando con un peso de 10,9 toneladas que correspondían a arroz, azúcar, maní; 9.504 unidades de huevos y atún, todo esto avaluado en más de 74 millones de pesos.

Según las autoridades, esta mercancía era vendida en Ipiales o transportada a la ciudad de Pasto o Cali, donde era vendida en las plazas populares, quebrando así la industria nacional.

Maniobras peligrosas

“Estos delincuentes quienes no tienen respeto por las señales de pare de las autoridades, realizan maniobras peligrosas en las vías a altas velocidades, poniendo en riesgo a la comunidad en general; los habitantes del sector manifiestan su indignación y rechazo por estas personas y su actuación, ya que en cualquier momento se puede presentar un accidente o algún hecho lamentable”, comentaron los agentes.

Deja una respuesta