En Ipiales, dos agentes de la Policía fueron enviados a la cárcel acusados de cobrar dinero por recuperar un carro

La Fiscalía General de la Nación atribuyó los cargos de concusión a los patrulleros de la Policía Nacional, Armando Segura Klinger y Alexander Cadena Villota, en este caso, un fiscal seccional de Ipiales llevó a cabo la investigación, esto ameritó para que por orden de un juez fueran enviado a la Cárcel Judicial de Ipiales.

Le cobraban a ciudadano ecuatoriano

Se pudo establecer que el caso se presentó el jueves 24 de febrero del año 2022 en el casco urbano de Ipiales, cuando los uniformados presuntamente le exigieron a un ciudadano ecuatoriano el pago de un dinero para ayudarle a recuperar un vehículo hurtado en esa ciudad.

Recibieron el pago

En este sentido, el 26 de febrero el patrullero Segura Klinger, al parecer recibió de manos de la víctima $3.000.000, presuntamente bajo la vigilancia y pleno conocimiento de su compañero de institución, Cadena Villota, quien también habría recibido parte de esa suma.

Nunca apareció el carro

Es de señalar que el vehículo nunca fue recuperado, convencido de la estafa el ciudadano extranjero decidió instaurar una denuncia contra los agentes.

Los uniformados, quienes se encontraban suspendidos del servicio, fueron capturados por servidores del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía con ayuda de unidades del Gaula Militar, luego fueron presentados ante un juez penal de control de garantías, quien le imputó el cargo señalado.

Después de los señalamientos, los procesados no aceptaron cargos, por lo tanto, fueron enviados a la cárcel.

Deja una respuesta