En La Cruz, Nariño, temen que hombre que atacó con un cuchillo a su exesposa quede libre e intente otra vez quitarle la vida

El no aceptar los cargos de feminicidio agravado en grado de tentativa, que le atribuyó un juez de la República a Manuel Jesús Rosero, de 60 años de edad, hace temer a los allegados, amigos y vecinos de una mujer, que puede quedar en libertad y nuevamente atentar contra ella. 

Los hechos 

Según se conoció, el caso se presentó el sábado 20 de agosto de este año en el barrio Morochilo del muncipio de La Cruz, al nororiente de Nariño, cuando Rosero llegó a la vivienda donde vive su excompañera sentimental y presuntamente, además de agredirla verbalmente, la atacó con un cuchillo provocándole una herida en el hígado, la vesícula y cortaduras en su pierna izquierda.

Le salvaron la vida 

Luego de este feroz ataque ocurrido en horas de la noche, la víctima logró huir y pedir auxilio a unos vecinos que habían llegado hasta el inmueble. A pesar de la gravedad de las heridas que le habría provocado Manuel Rosero, fue trasladada hasta el centro Hospital de La Cruz, donde los médicos le salvaron la vida.

La captura 

Una patrulla de la Policía llegó al sitio y capturó en flagrancia a Rosero al cual le decomisaron un cuchillo con el que al parecer causó las lesiones a la víctima, quien quedó con secuelas por el resto de su vida, no solo físicas sino psicológicas. 

A la cárcel 

En este caso, las evidencias recolectadas por investigadores de la Fiscalía, permitieron que el Juez Penal del municipio de La Cruz, enviara a la cárcel a Manuel Jesús Rosero luego de ser imputado como presunto autor material del delito de feminicidio agravado en grado de tentativa.

Cabe señalara que durante la judicialización en las audiencias concentradas, el procesado no se allanó a cargos, y espera la próxima audiencia, donde se presume intentara desvirtuar las pruebas de la Fiscalía.

En este sentido, el temor es evidente por parte de la víctima y sus allegados en una eventual libertad de esta persona, debido a la incertidumbre que existe en el proceso, y la duda que deja luego que no se allanara a cargos, se sospecha que si queda en libertad puede atacar nuevamente a su expareja sentimental. 

Deja una respuesta