En la frontera con Ecuador disidencias de las Farc liberan a un hombre secuestrado hace varios días

Se dio a conocer por parte del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) que en la noche del domingo 16 de octubre, una persona fue liberada en medio de enfrentamientos en la zona sur de Colombia, específicamente en la frontera con Ecuador, en el municipio de Tumaco. 

Según el comunicado, la entidad le prestó asistencia a la víctima que estuvo bajo el poder de las Farc-Ep. Según el CICR, la persona fue recibida en zona rural, y cual se encontraba en poder del Frente 30, el cual hace parte de las antiguas FARC-EP.

En una fotografía se observa a la persona de unos 40 años de edad en una lancha, vestido con pantaloneta negra, camiseta color gris, gorra y una toalla en el cuello.  El bloque 30 de las Farc-EP hace presencia en el departamento de Nariño en municipios como Iscuandé y El Charco.

Atendida por la Cruz Roja 

La persona estaba en poder del Bloque 30 Rafael Aguilera, que fue auxiliado por el personal de la Cruz Roja, fue trasladado a un centro médico para ser valorado.

Kian Abbassian, jefe de la subdelegación del CICR en Cali expresó. “Es fundamental que los actores armados respeten el derecho internacional humanitario, que protege particularmente a la población civil y a quienes han dejado de participar en las hostilidades. En ese contexto, valoramos que las partes involucradas confíen en nuestra labor humanitaria como intermediario neutral para facilitar que esta persona reciba atención médica y pueda reencontrarse después con sus familiares”.

“Los conflictos armados generan múltiples y profundas consecuencias, por eso es importante considerar en todo momento la aplicación de las normas humanitarias para reducir sus efectos. Este tema lo dialogamos de manera constante con los actores armados, en espacios confidenciales les recordamos sus obligaciones y les explicamos el trabajo humanitario que realizamos para intentar aliviar el sufrimiento de las personas”, agregó Abbassian.

Hasta la fecha el CICR ha recibido a 27 personas que estaban en poder de grupos armados y ha sido uno de los actores principales en la búsqueda de estrategias para que los derechos humanos se cumplan en uno de los países más peligrosos como lo es Colombia.

Deja una respuesta