En Santa Mónica, Pasto, descargaban en un parqueadero más de 800 botellas de licor de contrabando 

La denuncia mediante una llamada telefónica de un ciudadano, permitió a las autoridades la incautación de 886 botella de licor de contrabando, el cual fue localizado en un parqueadero en el barrio Santa Mónica, al suroriente de Pasto, al parecer iba a ser almacenado en una bodega en el mismo sitio para distribuido en varias zonas de la capital de Nariño.

Los hechos

Unidades adscritas a la Estación de Policía Sur de la Metropolitana, quienes llegaron a constatar la información, comprobaron que el producto no tenía las estampillas de la Secretaría de Rentas de Nariño, que garantizara su legalidad en la compra y el pago del impuesto, es de anotar que el dinero recolectado del gravamen es destinado a la salud.

¿Cómo llegó?

Al parecer, el licor de una marca reconocida fue sacado de las maquilas en el norte del país de manera ilegal, y luego vendido al comerciante que se presume lo distribuye por cajas en la ciudad de Pasto y otros municipios para su consumo.

En este caso, el ciudadano que tenía en su poder este producto no presentó la documentación que acredite el legal ingreso al departamento de Nariño. La Policía en la entrevista con el responsable oriundo de Pasto, quien se encontraba en un automóvil no portaba ni presentó la documentación que acredite el legal ingreso al departamento de Nariño, por este motivo os uniformados realizaron la incautación del licor.

La mercancía fue dejada a disposición de la oficina de Bienes y Restas Departamentales. En este sentido, se empezarán hacer operativos por parte de las autoridades para detectar los sitios donde vende, licor de contrabando y artesanal, en especial aprovechando la época decembrina.

Deja una respuesta