Información de la ciudanía fue definitiva para ubicar a una pareja en Ipiales que vendía basuco

Casa por cárcel y reclusión en una celda, fue la determinación de un Juez de la República para Ruth Marisol Prado Prado y José Avendaño Rangel, respectivamente, quienes son señalados por las autoridades por presuntamente instalar un expendio de basuco en su vivienda, desde donde vendían el estupefaciente en dosis a consumidores y expendedores en varios sectores de la ciudad de Ipiales, al sur de Nariño. 

La captura 

Es de señalar que estas personas fueron capturadas en flagrancia luego de una diligencia de registro y allanamiento a una casa situada al oriente de la localidad fronteriza. En este caso, luego del seguimiento realizado por varios días, se llevó a cabo el operativo por parte de uniformados de la Sijin de la Policía Nacional junto con soldados del Batallón Número Tres, José María Cabal del Ejército Nacional.

Hallazgo 

En el inmueble fueron hallados dosis de basuco embaladas en 270 bolsas plásticas, listas para ser comercializadas y un teléfono celular que fue reportado por una ciudadana como robado. De acuerdo con la fuente, la presencia permanente de consumidores y compradores, pertenecientes presuntamente a bandas locales, elevaron el nivel de inseguridad para vecinos y pobladores de la zona.

De igual manera, se investiga si algunas de estas personas son de origen venezolano, quienes estarían comprando basuco para el consumo entre sus conciudadanos, a su vez, transpórtalo hasta el Ecuador donde sería comercializado. 

Investigación 

“El ente investigador recibió información de un ciudadano sobre la distribución de dosis de basuco en una vivienda del municipio nariñense, por parte de dos personas en la modalidad de menudeo”, anotaron los funcionarios. 

Parte de la investigación fue adelantada por un fiscal de la Unidad Especializada Estructura de Apoyo, EDA. La Fiscalía les imputó cargos por su presunta coautoría en los delitos de fabricación, tráfico, y porte de estupefacientes. 

A la cárcel 

Un juez de Control de Garantías le concedió casa por cárcel a Ruth Marisol Prado Prado. A su vez, José Avendaño Rangel fue enviado a la Cárcel Judicial de Ipiales.

Durante la imputación, el hombre y la mujer no aceptaron los cargos

Deja una respuesta