La historia de tres feminicidios ocurridos en Sandoná, Nariño, motivos pasionales es la principal hipótesis

En alerta se encuentran los pobladores del municipio de Sandoná, al occidente de Nariño, luego del asesinato de Luz Enith Pantoja Alvarado, de 30 años de edad, aproximadamente, quien fue asesinada de forma violenta; con ella son dos las mujeres que fallecen en estas circunstancias, en marzo A. C. R., Fue víctima de 36 puñaladas, que le cegaron la vida forma inmediata.

La encontraron a las afueras de Sandoná

El jueves en horas de la tarde, agentes de la Estación de Policía del municipio ‘Dulce’ de Colombia, recibieron una llamada telefónica, donde pobladores de la vereda Cruz de Arada, a 5 minutos del casco urbano de Sandoná, expresaron el hallazgo de un cuerpo sin vida en un lugar desolado.

Cuando los uniformados llegaron al sitio, se encontraron con una escena conmovedora, Luz Enith tenía cuatro heridas profundas producidas con un arma cortopunzante, una de ellas en el cuello, dos en el costado y una en el abdomen. “El agresor actuó con sevicia, es algo muy triste observar que no existe el más mínimo respeto por los seres humanos, en este caso una madre cabeza de familia”, dijo el teniente, Camilo Sanclemente Ureña, quien estuvo apoyando las labores de inspección en el sitio

Desaparecida más de 12 horas

Se presume que el homicida habría llevado a Pantoja Alvarado a la zona en la noche del miércoles, luego de violentarla la asesinó y abandonó el cadáver en una zona verde al costado del camino que lleva a Cruz de Arada.

Según las autoridades, se están recolectando las pruebas necesarias para establecer quien es el asesino, sin embargo, existen serios indicios del culpable.

En zona rural

Otro de los casos se presentó en el mes de marzo de este año en zona rural de la población, donde una mujer de 25 años de edad, también asesinada de manera cruel, fueron 36 heridas que le propinó su verdugo, el cuerpo fue abandonado en un potrero. En este caso, también existen pistas certeras del autor del homicidio.

Mujer estaba embarazada

De igual forma, el 27 de agosto del año 2020, en la vereda Santa Barbara, a 15 minutos del casco urbano de Sandoná, se presentó el asesinato de otra mujer, en la inspección técnica al cadáver, los peritos forenses establecieron que la mujer tenía heridas provocadas con arma cortopunzante en el cuello, en las muñecas de ambas manos, las cuales le causaron la muerte.

Ese día, las autoridades acudieron al llamado de los habitantes de la zona, quienes reportaron el hallazgo del cuerpo sin vida de una mujer de 24 años, compañera sentimental de Edixon Pinchao Tarapues, es de señalar que la mujer se encontraba en estado de embarazo.

Investigación

“Según las indagaciones de la Fiscalía, en las entrevistas recopiladas y el material probatorio recabado en la escena del crimen, Pinchao Tarapues habría sido el agresor de la mujer y, con las heridas producidas en las muñecas de la víctima, al parecer pretendía inducir a los investigadores a establecer que se trataba de un suicidio. Los forenses encontraron un bisturí muy cerca del cuerpo de la joven”, señaló la Fiscalía.

En este caso, se pudo determinar que, inicialmente el hecho de tergiversar la escena del crimen indujo al error a la Policía Judicial y al médico rural que practicó la autopsia, que en ese momento concordaron en que habría sido un suicidio.

Segunda autopsia

Cabe decir que el reclamo de la familia de la víctima y de la ciudanía, hizo que se diera prioridad a este caso de un posible feminicidio; pruebas posteriores recaudadas por las autoridades permitieron demostrar la incompatibilidad con un evento suicida, como la herida en el cuello que registró la mujer, el hallazgo de su teléfono celular y las llaves de su casa en poder del presunto agresor. “Así mismo, fue determinante la práctica de una segunda autopsia por parte de Medicina Legal, la obtención de muestras biológicas de Pinchao Tarapues y su cotejo genético con la evidencia encontrada en el cuerpo de la víctima”.

A la cárcel

Un juez de control de garantías de Sandoná envió a prisión a Pinchao Tarapues por su presunta responsabilidad en la muerte de su pareja sentimental, quien se encontraba en estado de embarazo. La Fiscalía le imputó cargos como presunto autor material del delito de feminicidio agravado.

Edixon Pinchao Tarapues fue capturado en vía pública, cerca del hospital Clarita Santos, el 13 de octubre del año 2021 por servidores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) y la Policía, quienes le notificaron la orden emitida por el juez promiscuo el 20 de agosto de 2021. En medio de las audiencias, el hombre no se allanó a los cargos imputados por la Fiscalía.

“Lastimosamente las personas no denuncian estos casos, por ejemplo, con lo ocurrido con Luz Enith, ella había expresado amenazas por parte de su expareja, sin embargo, estas no fueron formalizadas ante la Policía o la Fiscalía, de esta forma se hace muy difícil identificar un posible riesgo de agresiones psicológicas o físicas. Invitamos a manifestar lo que ocurre, en especial a las mujeres, cuando se presenten casos de amenazas o golpes, sabemos que el temor es evidente, pero, debemos evitar tragedias como la ocurrida”, dijo el teniente Sanclemente Ureña.

Marcharán rechazando los hechos de violencia

Para el 26 de noviembre está programada una marcha con el fin de rechazar estos actos de violencia en la población, allí participarán autoridades civiles encabeza de la alcaldesa María Fernanda Hidalgo, y los miembros del Concejo, acompañados de la población civil y agentes de la Estación de Policía.

Deja una respuesta