Madre intentó vender a su bebé

Aberrante caso en el Hospital San Pedro de Pasto

Los guardas de seguridad fueron quienes comprobaron que la mujer, ofrecía a la recién nacida como si se tratase de cualquier mercancía.

Como si se tratase de cualquier mercancía, una mujer trató de vender a su hija recién nacida en la puerta del hospital donde minutos antes había dado a luz. Este desalmado acto, fue puesto en evidencia por las autoridades que de inmediato capturaron a la implicada a quien dejaron a disposición de la autoridad competente.

El caso
La protagonista de este hecho fue identificada como Yeimy Carolina Bravo, quien ofreció a su bebé a varias personas que visitaban el Hospital San Pedro de la ciudad de Pasto. Fueron los vigilantes de ese centro asistencial, quienes descubrieron el aberrante hecho.

“Apenas la señora salió con la niña en brazos, comenzó a indicársela a todo el que pasaba por su lado. Al principio creímos que se trataba de sus familiares o personas allegadas, pero una de estas personas nos señaló que la mujer le había pedido dinero a cambio de la menor. Fue ahí cuando descubrimos el delito que estaba cometiendo”, señaló uno de los guardas de seguridad.

Así mismo, otro testigo quien prefirió no revelar su identidad, indicó que Bravo le vendió a su hija como si se tratase de cualquier artículo. “Esta mujer se me acercó de manera sospechosa y luego de indicarme a su bebé, me dijo que cuanto le daba para llevársela. Me sorprendí y le pregunté porque lo hacía, y ella me respondió que no tenía con que mantenerla”, relató.

Capturada
Una vez informadas de la situación, unidades de la Policía Metropolitana de Pasto se trasladaron al hospital logrando el rescate de la recién nacida que por poco fue vendida. La sospechosa fue trasladada hasta las instalaciones de la Fiscalía donde deberá responder por el delito de tráfico de menores. Se investiga si la implicada actuó por cuenta propia o bajo algún tipo de coacción.

“Eso solo lo hace alguien sin corazón y sin alma, como es posible que una madre venda a su propia hija sin siquiera dejarla abrir los ojos. Ojalá las autoridades actúen con responsabilidad en este caso y no dejen en manos de este monstruo a esa pobre pequeña”, señaló una usuaria.

Cabe mencionar que en la Ley 599 de 2000, se establece en el artículo 188 el castigo a las personas que cometen el delito de tráfico de menores. Esta norma, dice básicamente que el que vende con la intención de obtener una ganancia monetaria o un bien específico incurrirá en prisión de 30 a 60 años. Una de las penas más altas que tiene el Sistema Penal Colombiano.

A esto se suma una multa que va desde los mil hasta los dos mil salarios mínimos legales vigentes. Este delito no tendrá reducción a pesar del consentimiento dado por los padres o cuidadores de los niños al momento de ser vendidos o secuestrados, así lo determina este artículo: «El consentimiento dado por la víctima o sus padres, o representantes o cuidadores no constituirá causal de exoneración ni será una circunstancia de atenuación punitiva de la responsabilidad penal».

Deja una respuesta