NARIÑO EN VILO POR EL INVIERNO

Las lluvias hasta el momento dejan más de 305 familias afectadas, además se han reportado 34 deslizamientos y doce inundaciones de grandes proporciones.
 
A raíz de las intensas precipitaciones registradas en Nariño como consecuencia del fenómeno de ‘La Niña’, se decretó en las últimas horas la calamidad pública con el fin de dirigir recursos de manera urgente para atender las múltiples afectaciones ocurridas en los distintos municipios.
 
Determinación
Después de la sesión extraordinaria del Consejo Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres de Nariño, se tomó la determinación como medida legal urgente contemplada en la Ley 1523 del 2012, que permite priorizar recursos para atender de forma rápida las afectaciones ocasionadas por lluvias.
 
Lo anterior con el fin de tomar medidas administrativas encaminadas a salvaguardar la vida de las personas que habitan zonas críticas de riesgos por deslizamientos, avenidas torrenciales, desbordamiento de ríos o quebradas, colapso de estructuras y daños en la red vial provocados por las precipitaciones.
 
El titular de la Dirección Administrativa de Gestión del Riesgo, Jader Gaviria, explicó que “es muy preocupante la situación de la región frente al fenómeno invernal que apenas comienza y se extenderá hasta mayo, según informe del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales – Ideam”.


 
Así mismo declaró que, en los últimos días, 35 municipios de Nariño se han visto afectados por la ocurrencia de diferentes emergencias como deslizamientos e inundaciones que han puesto en riesgo la seguridad de las familias sobre todo en el sector rural del departamento.
 
Afectaciones
Según el funcionario, las lluvias hasta el momento dejan más de 305 familias afectadas, además se han reportado 34 deslizamientos y doce inundaciones de grandes proporciones. De igual forma, se registraron tres personas lesionadas, entre ellas una menor de edad, en los municipios de Yacuanquer, Gualmatán y Colón.
 
En esta última localidad se registra la mayor afectación, ya que más de 600 familias están incomunicadas debido a la perdida de la banca en la vereda Guaitarilla. Sus pobladores están sin agua potable y las entidades competentes apenas lograron la reactivación del servicio eléctrico, al cierre de esta edición.

Total Page Visits: 203 - Today Page Visits: 1

Deja una respuesta