NARIÑO VIVE UNA PANDEMIA DE VIOLENCIA

Solo en la última semana, Nariño ha vivido hechos violentos como el ocurrido en Zona Rural de Policarpa, donde hallaron los cuerpos sin vida de 4 jóvenes que habrían desaparecido en El Bordo – Cauca; Por otra parte, en zona rural de Roberto Payán, se hallaron 3 fosas comunes donde encontraron el cuerpo sin vida de 5 personas.

Adicional a ello, en el municipio de La Llanada, donde se reportó el asesinato de una pareja de jóvenes a punto de tener un bebe, y en Tumaco el naufragio de dos embarcaciones que deja hasta el momento cerca de 14 personas sin vida y otras más desaparecidas.

El Gobernador de Nariño manifestó qué es una prioridad para la Gobernación del Departamento y para la institucionalidad, la gestión de recursos, proyectos y programas, que permitan llevar desarrollo y oportunidades a todas las regiones como base para erradicar la violencia que se alimenta del narcotráfico y que continúa cobrando vidas.

«En Nariño le seguimos apostando a los ‘Acuerdos de Raíz’, como estrategia de sustitución voluntaria y concertada de los cultivos de uso ilícito que nos permitirá llegar con oportunidades, con inversión y hacer presencia estatal en las zonas que hoy son controladas por los grupos armados. Solo cuando erradiquemos el narcotráfico a través de oportunidades reales y sostenibles para las comunidades, podremos encontrar una mejor convivencia en la región.

Nariño necesita la paz y estamos trabajando para lograrla», indicó el mandatario, quien además pidió a las autoridades celeridad en los procesos de investigación e identificación de las víctimas de los distintos hechos violentos que enlutan a Nariño.

El Gobernador señaló que los hechos sucedidos en el Municipio de la Llanada, Roberto Payán y en zona rural de Policarpa son materia de investigación y agregó, que es deber de todas las entidades del Gobierno Nacional, local y regional combatir el crimen organizado, el narcotráfico y los generadores de violencia, además, propiciar escenarios que permitan a la comunidad la convivencia pacífica y la salvaguarda de los derechos individuales y colectivos.

Deja una respuesta