NATACIÓN ESPERA VOLVER A ENTRENAMIENTOS

En este mes de febrero la Liga de Natación de Nariño, al igual que los diferentes clubes que practican esta modalidad deportiva, aspiran a poder retomar sus entrenamientos luego de casi un año de haber suspendido sus prácticas debido a la emergencia sanitaria provocada por el nuevo coronavirus.
 
Expectativa
En este sentido, los directivos de la liga están a la expectativa que las autoridades competentes y Pasto Deporte, puedan habilitar la piscina semiolimpica ubicada en el barrio Aranda, oriente de Pasto. De esta manera, esperan que se ponga al servicio este escenario que cuenta con todas las especificaciones técnicas.
 
Así mismo, pretenden contar con el visto bueno en lo concerniente a la implementación de medidas de bioseguridad, para de esta manera comenzar los entrenamientos y planear las participaciones a nivel federativo que se avecinan en este calendario.
 
Cabe mencionar que, aunque enjulio del año pasado el ministro del Deporte, Ernesto Lucena, oficializó la reanudación de 17 deportes como medida de apoyo al desarrollo deportivo de los atletas de alto rendimiento del país para así garantizar su proceso de preparación de cara a los campeonatos mundiales y los Juegos Olímpicos y Paralímpicos Tokio 2020, en Nariño algunas disciplinas aún no logran iniciar competencias.
 
Solicitudes
Una de estas disciplinas es la natación que, aunque tiene el visto bueno para retomar prácticas presenciales, no cuenta con los escenarios adecuados debido a que sólo está permitido hacer entrenamientos en aguas abiertas.
 
En este sentido, el entrenador Guillermo Silva, adscrito a la Liga de Natación de Nariño, sostuvo que se deben revisar con urgencia los protocolos de bioseguridad principalmente en la Piscina Semiolímpica de Aranda, ubicada en el oriente de la capital nariñense, esto con el fin de poder retomar las labores.
 
De igual forma, sostuvo que están a la espera que se reactiven los campeonatos para así lograr los objetivos que se habían trazado tanto la liga como sus clubes filiales de La Unión, Consacá, Mallama, Ipiales, Buesaco, El Tambo y Pasto. “Con la junta directiva de la liga estudiaremos la posibilidad de reabrir paulatinamente estos escenarios tanto en la capital nariñense como en las localidades en mención”, indicó.
 
Frente a la determinación de habilitar un posible regreso, el entrenador Silva resaltó que esta es una “decisión excelente ya que de esta manera los deportistas podrán volver a entrenar en su hábitat natural que en este caso corresponde a las piscinas”, aunque de momento sólo se hará en aguas abiertas.

Deja una respuesta