PANDEMIA ‘DISPARÓ’ LA VIOLENCIA DE GÉNERO

En Pasto, como en el resto del país, la pandemia elevó al 300 por ciento los casos de violencia contra la mujer. Durante el confinamiento, el hogar se volvió el sitio más peligroso puesto que, las víctimas, tuvieron que convivir mucho más tiempo con sus propios agresores.
 
Ruta de atención
En este sentido, desde la Secretaría De Las Mujeres, Orientaciones Sexuales e Identidades de Género, liderada por Elena Pantoja; se puso en marcha el mecanismo de atención denominado Dupla Naranja, el cual estuvo integrado en principio por una abogada y una psicóloga con experiencia en temas de género y violencia intrafamiliar.

“Durante la pandemia la violencia aumentó de manera considerable. Atendimos casi a 700 mujeres, 289 de ellas con medidas de protección a través de las comisarías de Familia y la Policía Metropolitana. Fue un trabajo arduo donde se evidenció que el hogar, es el espacio donde más se registraron casos de maltrato”, señaló la funcionaria.
 
Cabe mencionar que en la vigencia 2020, se registraron dos feminicidios en Pasto. Por esta razón, se implementó con urgencia dicha estrategia para que existiera una atención inmediata ante cualquier clase de violencia basada en género.

Total Page Visits: 109 - Today Page Visits: 1

Deja una respuesta