Piden justicia, joven pastuso fue asesinado en Bogotá en un caso típico de discriminación

Amigos y familiares de Camilo Lizcano, de 25 años de edad, solicitaron caiga todo el peso de la ley para los responsables de su asesinato, el cual causó profunda tristeza entre sus allegados en Pasto.

Los hechos

Según se pudo conocer, el caso se presentó en la noche del martes en el sector de Chapinero, centro de Bogotá, luego que Lizcano se encontraba departiendo con una pareja en la habitación de un hotel. Se presume que, estas personas eran amigas, y festejaban algún acontecimiento esto se deduce debido a la música y la algarabía, que según los trabajadores escucharon.

Pidió auxilio

Sin embargo, antes de la media noche se escucharon unas voces de auxilio. Al parecer, estas dos personas con agresiones físicas le habrían solicitado de forma violenta la clave de las tarjetas de crédito y débito, a lo cual el joven no habría accedido.

Ante esto, fue atado de pies y manos, y luego suspendido del cielo raso. Esto fue lo que observaron los agentes de Policía y unidades de criminalística de la Fiscalía que arribaron al sitio, lastimosamente para encontrar el cuerpo sin vida del joven.

“Al parecer, se trataría de un caso de homofobia, la víctima no tenía antecedentes, era una persona muy correcta”, dijo uno de los agentes.

De igual manera, se conoció que, a principios del mes de mayo, Lizcano fue retenido por desconocidos durante dos días, en los cuales lo golpearon con el fin de acceder al número de clave de su tarjeta, en esa ocasión se robaron parte del dinero que llevaba y algunas pertenencias.

Capturaron a los presuntos responsables

Se conoció que, en el lugar se encontraba la pareja presuntamente responsable de este crimen, la cual fue capturada y trasladada hasta la Unidad de Reacción Inmediata, URI, de la Fiscalía, donde legalizaron su condición e iniciaron las pesquisas para determinar si están involucrados en el presunto homicidio.

“Pedimos justicia, no puede ser que a una persona tan bondadosa le pase esto, Camilo era muy especial, caritativo y confiado, quizá por este motivo la gente se aprovechaba, al final querían es robarle el poco dinero que tenía ahorrado”, dijo Carla Arévalo, familiar de la víctima.

Vivía en el Panorámico

Camilo Lizcano, vivía en el barrio Panorámico, al occidente de Pasto, donde era muy estimado, hace algunos meses se trasladó a Medellín a laborar, luego a Bogotá, lastimosamente en esta ciudad fue víctima de la violencia y discriminación.

Deja una respuesta