¿Quién asesinó a un ciudadano estadounidense y un mexicano, y que hacían en zona rural de Tumaco?

Hasta el momento las autoridades no entregan una versión oficial de los hechos, luego que dos personas extrajeras fueran encontradas sin vida en zona rural de Tumaco, las víctimas fueron identificadas como, Orlando Estrada, de 26 años de edad, oriundo de California en Estados Unidos, y Severo Solís Tenorio, de 38 años de edad, proveniente del Estado de Sinaloa en Méjico.

Estaban en la zona frontera con Ecuador

Según los pobladores, los cuerpos se encontraban en alto grado de descomposición a un costado del río Mira, a su paso por la vereda Vayan Viendo del Consejo Comunitario de Alto Mira y Frontera, a 10 minutos de la línea limítrofe con Ecuador. Se presume que fueron asesinados hace ocho días aproximadamente.

Rescate

Según la investigación, los cadáveres estaban en un lugar abierto, al parecer, ningún morador de la zona se atrevió rescatarlos debido a las amenazas de grupos al margen de la ley que operan en la región, entre ellos el Grupo Armado Organizado Residual, GAOr, Urías Rendon, y hombres de la organización ilegal, GAOr, Iván Ríos, los cuales tienen el control de los cultivos ilícitos, los laboratorios de procesamiento y las rutas del narcotráfico.

Llevados a Tumaco

En este sentido, personal de una funeraria fueron los encargados de embolsar los cuerpos y trasladarlos hasta el cementerio en Tumaco, donde funcionarios del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, realizaron la inspección de los cadáveres, posteriormente, forenses del Instituto de Medicina Legal practicaron la necropsia.

Hasta el momento no se tiene certeza si estas dos personas se encontraban en el país ilegalmente. De igual manera, la razón de su muerte de forma violenta en esa zona de Tumaco. Una de las hipótesis que manejan las autoridades se relaciona con negocios derivados de los cultivos ilícitos.

Repatriados

Hasta el momento allegados a las víctimas no han decidido que hacer con los cuerpos, al parecer serían cremados para luego llevar sus cenizas a sus países de origen.

Deja una respuesta