Revisor fiscal de Comfamiliar de Nariño encontró contratos irregulares que suman más de $2.500 millones, esperan informe

“Advertimos al Superintendencia de gastos no eran habituales para la Caja de Compensación Familiar de Nariño, por ejemplo, pagos en asesorías jurídicas sin razón, asesorías técnicas, contratación orientada a promoción de los servicios de la Caja, desproporción en tema de pago de viáticos, viajes de contratistas”, dijo Germán Montenegro, revisor fiscal de Comfamiliar.

Al parecer, esto es solo una parte de los hallazgos que desde hace cinco meses realiza el Revisor Fiscal de Comfamiliar de Nariño y su equipo de trabajo, a partir de la medida especial de intervención, y la implementación del Plan de Mejoramiento, orientado a un menor gasto en el funcionamiento, para salvaguardar los intereses de los recursos públicos, sin embargo, se vislumbra que las cosas salieron peor

Tres directores

Lo llamativo en esta historia es que en tan solo 6 meses han pasado tres directores por la entidad. Al parecer, luego que la Superintendencia conociera de las irregularidades que se presentan en la Caja, el Gobierno nombró a Marcelo Marcantoni Chamorro, quien recibe el cargo y le dieron a conocer de una serie de hechos que llamaron la atención del Revisor por su alto costo e incluso en campos innecesarios.

Consejo directivo fue sustituido

Cabe decir que el Consejo Directivo de la Caja en su momento fue sustituido por un director con mayores facultades, esto habría llevado a los excesos.

Tiquetes aéreos para persona ajenas a la Caja

Para el Revisor, llamó la atención el pago de tiquetes aéreos a personas que no estaban en la nómina de la entidad, ni tampoco guardaban relación alguna con la empresa eran ajenas a la Caja.

Pago a institutos de educación

La Caja de Compensación generó 7 contratos que superan los 295 millones de pesos cada uno, valor cercano a los dos mil millones, donde se contrata capacitación, por ejemplo, a persona que hayan perdido su trabajo, pero se capacitaron a quienes estaban empleados; cade decir que la entidad tiene su propio Instituto especializado en esos temas.

Entre estos contratos, 4 no tiene disponibilidad presupuestal los cuales fueron firmados en los últimos meses.

El Sindicato

Hasta hace tres años la entidad tenía un sindicato conformado por 70 personas. En el año 2018, y luego de negociaciones se acordó reconocer un bono de retiro pensional, esto  le costaría a la Caja más de 4 mil millones de pesos, el acuerdo daba hasta el año 2035, donde se terminaría de pagar la deuda.

Pero, una de las cláusulas consistía en no afiliar más personal al Sindicato, sin embargo, en una especie de apertura sindical, y negociación colectiva, presumiblemente incumpliendo los acuerdos, en el mes de octubre de este año se hicieron unos ajustes y se vincularon 30 persona más, los cuales tendrían el bono pensional. “Llamó la atención que, desde el 27 de mayo de este año existe un silencio total por parte del Sindicato de la Caja de Compensación, nunca se advirtieron las posibles irregularidades”, dijo el Revisor. Germán Montenegro.

Seguirán presentando informes

Al parecer, este es solo el inicio de todas las posibles anomalías, “no evidenciamos ningún avance en el mejoramiento en cuanto al programa de intervención, desde nuestro punto de vista, la Administración no iba a cumplir el plan de mejoramiento, no está formulado ni enfocado de manera bien el plan”, agregó el Revisor, quien agregó, “en la práctica no se va a poder cumplir esos planes de mejoramiento, a no ser que se optimice las decisiones de tipo administrativo en cuanto al control de gastos”.

Se espera informe

El informe completo será entregado al nuevo gerente. De igual forma, la Superintendencia ya tiene conocimiento de esta situación, no se descarte que el caso vaya a otras entidades como la Contraloría General de la Nación.

Deja una respuesta