Según las autoridades, el compañero sentimental de Ana Lucía Martínez, la habría asesinado, luego la sepultó cerca a su casa.

En tragedia terminó la tomentosa relación que sostuvieron Ana Lucía Martínez Díaz y Jefferson Eduardo Urresty, luego que este último al parecer la asesinara, en un acto que es rechazado por toda la sociedad.

Los hechos

De acuerdo con la investigación llevada a cabo por la Fiscalía General de la Nación, los hechos ocurrieron en la vereda Meneses del corregimiento de Villamoreno, en zona rural del municipio de Buesaco, al nororiente de Nariño, el pasado viernes 19 de noviembre, cuando fue reportada la desaparición de Ana Lucía Martínez Díaz, quien previamente informó a sus familiares sobre su encuentro con Esteban Urresty en la localidad mencionada.

Enviaba mensaje por WhatsApp

Las evidencias recaudadas por la Fiscalía permitieron establecer que, desde hacía varios meses, Ana Lucía era objeto de maltrato verbal, psicológico y físico, presuntamente por parte de su compañero sentimental. Según la familia, hace un mes, Martínez Díaz fue golpeada por Urresty, lo que habría desencadenado la terminación de la relación, pero, esto estaba lejos de ocurrir.

La noche del viernes, la familia de Martínez Diaz esperaba que ella se comunicara, situación que nunca ocurrió, pero si se comunicaron con su expareja en una sola ocasión, sin embargo, a pesar que contestó, nunca habló. “Me pareció extraño, este señor sí accionó el celular, pero no pronunció una sola palabra, fue así durante unos 20 minutos, luego colgó, lo volvimos a llamar, pero ya había apagado el celular”, dijo en su momento Erika Liseth Pérez Martínez, hija de Ana Lucia.

En este sentido, al parecer, el viernes en la noche y el sábado, a través de mensajes de WhatsApp Urresty les pedía dinero a familiares de la víctima para su sostenimiento, cuando en realidad la mujer ya había sido asesinada.

La sepultó cerca a su vivienda   

Debido a la presión de la familia y de las autoridades, el mismo Urresty, quien se presume se entregó, un día después habría dado información de la localización del cuerpo, el cual fue hallado en una fosa común en inmediaciones de la vivienda de Jefferson Eduardo. Según la inspección preliminar a cadáver, practicada por peritos forenses del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), este presentaba señales de estrangulamiento con marcar profundas en su cuello, situación que fue confirmada por el dictamen de Medicina Legal.

Es de aclarar que luego de unas horas, cuando fue emitida la orden por parte de la Fiscalía, servidores del CTI y agentes de la Policía Nacional capturaron al implicado, acatando la orden judicial.

A la cárcel

Al acoger la solicitud de una fiscal de la Unidad de Vida – Seccional Nariño, el juez promiscuo municipal de Buesaco con función de control de garantías, envió a la cárcel a Jefferson Eduardo Urresty, señalado como presunto responsable del feminicidio agravado de su pareja.

“La Seccional Nariño ha logrado avances importantes en la investigación de fenómenos de alto impacto como el feminicidio, a través de las estrategias de prevención y judicialización de los presuntos responsables. Frente a ello, se tiene un avance de esclarecimiento del 100% en los 10 casos ocurridos durante 2021, entre ellos los 5 priorizados”, dijeron las autoridades.

Total Page Visits: 5451 - Today Page Visits: 4

Deja una respuesta