“Siempre habrá que pedir perdón por la estigmatización, discriminación a que han sido sometidos los venezolanos”, Alfonso Prada, ministro del interior

En un evento sobre Derechos Humanos organizado por la Procuraduría, el ministro del Interior Alfonso Prada se refirió a la apertura de la frontera de Colombia con Venezuela, expresando que. “Obviamente siempre habrá que pedir perdón por la estigmatización, discriminación a que han sido sometidos”, refiriéndose a los migrantes que han llegado al país.

De igual manera, el Ministro comentó que, “comienza un nuevo día” con la reapertura de la frontera. “Seguramente recuperamos ese estatus de la eficacia de los Derechos Humanos para recuperar la posibilidad de un retorno tranquilo y seguro a su estado de origen, pero en la medida que tomen la decisión de quedarse aquí, el Estado debe ser capaz de ofrecerles las alternativas de vida digna que merecen”, comentó el funcionario.

Alfonso Prada – Ministro del Interior

Apertura de la frontera

Cade decir que el presidente Gustavo Petro anunció el viernes la apertura en la frontera. “El próximo 26 de septiembre daremos apertura a la frontera entre Colombia y Venezuela. Como primer paso, se reanudará la conexión aérea y el transporte de carga entre nuestros países”, publicó el mandatario en su cuenta oficial de Twitter.

Entre tanto el presidente Nicolás Maduro dijo, “me alegra mucho anunciar que a partir del 26 de septiembre daremos apertura conjunta a las fronteras entre Venezuela y Colombia. Además, reanudaremos los vuelos entre Caracas-Bogotá y Valencia-Bogotá. El intercambio y la cooperación entre nuestros pueblos reinician con buen pie”.

La historia

Es de señalar que todo inició en el mes de agosto del año 2015, durante el gobierno de Juan Manuel Santos, cuando Maduro cerró el paso común entre los dos países, por la supuesta presencia de paramilitares que venían de territorio colombiano, según el mandatario a generar inseguridad y posibles atentados.

Cabe mencionar que en ese momento miles de venezolanos intentaban cruzar la frontera para dirigirse al sur del continente, debido a la crisis económica que afecta la economía, lo que generó falta de trabajo y el encarecimiento de los productos en todos los niveles, hasta convertirse en el país con mayor inflación en el mundo, bajo el Gobierno de Nicolás Maduro que lleva en el poder casi 10 años.  

Medidas extremas en Venezuela

El presidente Maduro en ese año ordenó la expulsión de cientos de colombianos de territorio vecino, El gobierno de Santos trató la crisis por la vía diplomática hasta agosto de 2016, cuando se restableció el paso peatonal, pero más allá de eso, nunca se pudo avanzar. La relación se fue empeorando cada vez más, hasta el punto de que ambos países llamaron a consultas a sus embajadores.

La llegada de Gustavo Petro a la Presidencia generó el restablecimiento pleno de las vías diplomáticas entre Colombia y Venezuela, que marcaría un nuevo rumbo en una relación que ha estado marcada por tensiones y frustración.

A su vez, Armando Benedetti, el nuevo embajador en Venezuela expresó, desde su cuenta de Twitter que “restablecer relaciones con Venezuela es: revisar la infraestructura de puentes y vías, encontrar locales para consulados, transporte de carga y pasajeros, reactivar el comercio, infraestructura de salud y educativa, reapertura de pasos existentes y nuevos pasos”

Luego sentenció que esto es prácticamente “empezar de cero”. Y no es para menos, Colombia viene de liderar, en el anterior gobierno, el llamado cerco diplomático para buscar la salida de Nicolás Maduro del poder. Hay que volver a construir confianza.

Deja una respuesta