Vistas: 1931

Se realizó la primera prueba para el paso de tractomulas por el corredor Peaje- El Bordo, La Sierra-Rosa, en este caso, un centenar de tractocamiones cruzó la estrecha vía sorteando un sinnúmero de obstáculos, e incluso hasta cadenas fueron utilizadas para generar tracción.

Sin embargo, surgieron más dudas que certezas, las cuales fueron dadas a conocer por moradores de la zona, conductores y personas del común, y que tendrán ser resueltas o en el mejor de los casos explicar el procedimiento por parte de Invías y los responsables de garantizar la movilidad.

Dificultades

En casi todo el tramo no existe alcantarillado, y por lo tanto si llueve, el agua correrá sin control por la carretera volviéndola intransitable.

En muchos sectores está sin el suficiente recebo para que afirme adecuadamente la carretera.

Moradores de la zona dijeron que algunas partes la vía tiene hundimientos, los cuales empeoraron luego del paso de camiones, y seguramente si pasan tractomulas con un mínimo de 30 toneladas no resistirá las banca.

En casi todo el corredor habitan personas, muchos tiene vehículos con los cuales transitan tramos cortos, si empezaran a pasar tractomulas tendrían que dejar de hacerlo puesto que no existen sitios de sobrepaso, y el riesgo de embotellamiento sería inminente, como ocurre en cierto momentos actualmente.

Muchos afirmas que, se debe estudiar la posibilidad de abrir el paso por el lugar original de la vía Panamericana, puesto que el barro que se deslizó ya se solidificó y matriz de la Panamericana esta ahí.

Son muchos temas por resolver la próxima semana, lo cierto es que, muy seguramente en varios días no podrán transitar carros cargados con un peso superior a las 30 toneladas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *