Vistas: 830

En la vereda Fátima Carmen, a una hora del casco urbano de Roberto Payán, y según denuncia de sus moradores, artefactos explosivos fueron instalados en un camino que lleva a la escuela de la localidad.

Este hecho fue confirmado por técnicos anti explosivos de la Fuerza de Tarea Conjunta de Estabilización y Consolidación Hércules, quienes luego de asegurar la zona y retirar a la población civil procedieron a detonar de forma controlada las cargas explosivas.

“Los técnicos anti explosivos y las diferentes autoridades civiles, lograron evacuar a los habitantes del sector para proceder con la destrucción controlada de los artefactos explosivos, y así salvaguardar la integridad de la población civil que podría verse afectada por la onda explosiva”, dijeron las autoridades.

¿Quién instaló las cargas?

Según los uniformados, integrantes del Grupo Armado Organizado Residual, GAOr, Bloque Occidental Alfonso Cano, ubicaron estos elementos muy cerca al lugar donde varios niños y niñas reciben clases, son aproximadamente 50 menores los que llegan a sitio, en la costa pacífica nariñense. Es de señalar que este lugar es el único adecuado para recibir clases.

Camino sembrado de minas antipersonas

Los uniformados confirmaron que el camino, que usualmente era tomado por todos los pequeños para llegar al centro educativo y continuar con sus actividades extracurriculares, no era recorrido por la población por temor a que estas trampas mortales convirtieran en víctimas a los niños y docentes. “El hecho representa una grave violación al Derecho Internacional Humanitario”, finalizaron los uniformados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *