Vistas: 727

La Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio Estadounidense, NASA, seleccionó cuatro ramas de la ingeniería esenciales para la construcción de cohetes, de igual manera el análisis de nanopartículas, “las capacidades de los ingenieros parecen infinitas. Lo mismo ocurre con las oportunidades de ingeniería en la NASA”, explica la agencia espacial, que señalaron que los ingenieros son solucionadores de problemas, que combinan los principios de la ciencia y las matemáticas con un sentido de creatividad e innovación. 

Ingeniería Química

Los ingenieros químicos se basan en los fundamentos de las matemáticas, la química, la biología y la física para realizar investigaciones, crear sistemas y aprovechar la energía mediante procesos químicos.

En el sector de la exploración espacial pueden asumir muchas actividades diferentes, incluida la investigación y el diseño de baterías para vuelos espaciales tripulados y la creación química del impulso para lanzar un cohete al espacio.

Ingeniería Eléctrica

Se especializan en tecnología; específicamente, el diseño y prueba de recursos electrónicos como computadoras, motores y sistemas de navegación. Los proyectos a los que contribuyen los ingenieros eléctricos van desde la creación de microchips hasta el diseño de colosales generadores para suministrar energía a las ciudades.

Las subdisciplinas de la ingeniería eléctrica incluyen ingeniería informática, ingeniería robótica e ingeniería de software.

“La ingeniería eléctrica en robótica tiene que ver con hacer que el sistema ‘cobre vida’. Al igual que necesitamos nuestro corazón para suministrar sangre al resto de nuestro cuerpo, los ingenieros eléctricos están a cargo de suministrar energía a todo el robot. Además, al igual que nuestro cerebro envía señales a nuestros músculos para que se muevan, los ingenieros eléctricos se aseguran de que cuando se envía una señal para que el robot se mueva, el robot realmente se mueva”, argumenta Alex Sowell, ingeniero de robótica en el Centro Espacial Johnson, que trabaja en el Sistema de Descarga de Gravedad de Respuesta Activa y en el robot Charlotte del Laboratorio de Realidad Virtual.

Ingeniería Mecánica

De acuerdo con la agencia espacial, es una de las disciplinas de ingeniería más amplias. Implica el diseño, construcción, operación y prueba de sistemas mecánicos y máquinas. La ingeniería aeronáutica, aeroespacial y de hardware son algunas de las muchas subdisciplinas de la ingeniería mecánica que se desarrollan en la NASA.

Keith Foster trabaja en Wallops Flight Facility de la NASA, en cargas útiles para probar cubiertas de reingreso inflables que ayudan a proteger los artículos que regresan a la Tierra desde el espacio, así como una carga útil que prueba el diseño del paracaídas de reingreso utilizado para aterrizar el rover Perseverance en Marte.

Ingeniería Civil

Esta rama se enfoca en el diseño, construcción y mantenimiento de estructuras hechas por humanos. Los ingenieros civiles de la NASA pueden trabajar como ingenieros estructurales para la Estación Espacial Internacional y ayudar a proteger y mejorar los paneles solares que alimentan la estación.

También pueden trabajar con los transportadores de orugas masivos que llevan los cohetes a la plataforma de lanzamiento antes del despegue, o en la gestión de conservación de energía y construcción en el sitio en los centros de la NASA.

“La experiencia de un ingeniero civil en el Centro Espacial Kennedy de la NASA es importante debido a las diversas instalaciones y estructuras que respaldan las operaciones diarias del puerto espacial y las actividades de lanzamiento”, explica Maureen De Vera Dalton, quien se unió a la agencia 2013 como pasante y actualmente funge como directora de proyectos sénior para la Construcción de Instalaciones en el Centro Espacial Kennedy.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *